Un empresario estadounidense estaba de vacaciones en un pequeño pueblo costero de México. Mientras estaba en el muelle, observó a un pequeño bote de pesca que regresaba del mar. En el bote había solo un pescador y varios atunes grandes y hermosos.

El empresario felicitó al pescador por la calidad de los peces y le preguntó cuánto tiempo le había llevado atraparlos. El pescador respondió que solo unas pocas horas.

El empresario luego preguntó por qué no permanecía en el mar más tiempo para atrapar más peces. El pescador dijo que lo que había atrapado era suficiente para satisfacer las necesidades inmediatas de su familia.

El empresario preguntó, "¿Y qué haces con el resto de tu tiempo?"

El pescador respondió, "Duermo hasta tarde, pesco un poco, juego con mis hijos, hago siesta con mi esposa, me voy al pueblo cada noche, tomo vino y toco guitarra con mis amigos. Tengo una vida completa y ocupada".

Un empresario estadounidense estaba de vacaciones en un pequeño pueblo costero de México. Mientras estaba en el muelle, observó a un pequeño bote de pesca que regresaba del mar. En el bote había solo un pescador y varios atunes grandes y hermosos. El empresario felicitó al pescador por la calidad de los peces y le preguntó cuánto tiempo le había llevado atraparlos. El pescador respondió que solo unas pocas horas. El empresario luego preguntó por qué no permanecía en el mar más tiempo para atrapar más peces. El pescador dijo que lo que había atrapado era suficiente para satisfacer las necesidades inmediatas de su familia. El empresario preguntó, "¿Y qué haces con el resto de tu tiempo?" El pescador respondió, "Duermo hasta tarde, pesco un poco, juego con mis hijos, hago siesta con mi esposa, me voy al pueblo cada noche, tomo vino y toco guitarra con mis amigos. Tengo una vida completa y ocupada".